Blogia
Derechos Humanos Ahora!

VICTOR TORO VIVE, A PESAR DE LA CONCERTACIÓN

VICTOR TORO VIVE, A PESAR DE LA CONCERTACIÓN
ASESINADO POR LA DICTADURA
Por Víctor Toro Ramírez
Víctor Toro Ramírez fue asesinado por la dictadura de Pinochet y la Concertación se niega a resucitarme. Según el Diario Oficial de Chile, nos escribe Víctor Toro Ramírez, fui asesinado o declarado presuntamente muerto, el 9 de diciembre de 1978. La fecha sobre las últimas noticias de mi existencia es el 30 de marzo de 1961.

De esta manera se consumó un asesinato en vida en los tiempos de la dictadura de Pinochet. Cuantas patrañas, montajes y crímenes se llevaron a cabo a través del control del Estado: sin duda, mi caso se queda chico al lado de los degollados, el caso de los 119, la Caravana de la Muerte, los casos Berríos, Letelier y miles de asesinados, desaparecidos y vueltos a desaparecer; los enterrados y desenterrados, arrojados al mar y a los ríos, el caso de jóvenes menores detenidos y desaparecidos sin causa, etc...

Por aquellos tiempos, yo me preparaba para el retorno a Chile y así apoyar la lucha de resistencia del pueblo y los trabajadores. Los servicios de represión de la dictadura, a través de los servicios de inteligencias a nivel internacional [EEUU y Europa], se las arreglaron para saber sobre nuestros andares revolucionarios, en particular sobre los que se integraban o retornaban a Chile.

En mi caso, urdieron la patraña de mi desaparición antes de mi supuesta llegada a Chile, engañaron, presionaron y chantajearon a mi madre Rosa Ramírez, que no sabía leer, ni escribir y la obligaron a realizar trámites para reubicarme por donde no me encontrarían jamás, y así después de unas pocas investigaciones y 'búsquedas', a través de esbirros y mercanchifles de la dictadura que actuaban en la ciudad de La Serena, rápidamente me dieron por muerto, nada mas y nada menos que en El Diario Oficial de Chile.

Han sido tan burdas las artimañas de los esbirros de la dictadura, que con muy poca destreza se puede mostrar sus mentiras, pasos y acciones criminales. En 1962 cumplí con el servicio militar en el Regimiento Rancagua de Arica, volviendo a mi casa a vivir con mis padres y familia en la Serena; después regresé al norte [Iquique] y después de varios años me instalé en Santiago.
Entre 1972 y 1973, visite la ciudad de la Serena y como dirigente nacional del MIR, hablé en varios lugares públicos, en la Universidad Técnica y en el Teatro de la Serena, en las zonas agrarias, en Coquimbo y visite a mi madre y familia en la Compañía Alta.

Varias de mis hermanas asistieron a algunos de los actos públicos donde hablé. Cuando ocurrió el golpe militar de 1973, todo Chile vio mi fotografía entre muchos otros, a los que se buscaba por ser peligrosos para el régimen militar. Posteriormente, cuando fui arrestado el 20 de abril de 1974 en San Miguel, saliendo de la casa del Guatón 'Omar' [Eduardo Díaz], fui trasladado a los centros de tortura de la Fuerza Aérea.

En Ritoque, fui visitado por mi familia y hermanas. Después de permanecer varios años en centros de torturas y campos de concentración de la dictadura de Pinochet, nuevamente fui puesto en una lista de 18 presos políticos que no podrían vivir en Chile, tampoco podrían ser dejados de libertad dentro de Chile, por lo tanto fueron expulsados sin ninguna documentación.

A fines de 1976, nuestras fotos salieron en muchos periódicos acusándonos de indeseables. Mientras he vivido en el exterior, exiliado, hemos vivido indocumentados. Primero fui activista del MIR; posteriormente asumí, en el campo de la solidaridad, como activista social y comunitario. Vivo actualmente en los EE.UU.

Esta nota persigue poner al descubierto la patraña criminal de la dictadura, pero también la impunidad de los gobiernos de la Concertación que hasta hoy se niegan a documentarme como ciudadano de Chile, entregarme pasaporte, identidad y borrarme del Diario Oficial como muerto y resucitarme entre los vivos. Para aseverar documentadamente mis dichos, tengo en mi poder el diario Oficial mencionado al comienzo de esta nota; testimonio del obispo Tapia sobre la veracidad de este caso, así como información atestación reciente y oficial del Registro Civil de Chile.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

dutcho -

desde que existe la existencia; en terminos de definicion del lenguaje humano (verbo ser humano que se debe conjugar en un tiempo futuro imperfecto, porque todavia, aun. no lo somos) se ha venido acerbando en la historia el concepto de que un solo ser (mujer/hombre) no es capaz de cambiar un sistema, pero, cuando entre muchos (los mas y no los demas) lo logran empieza a concentrarse el logro en el/los lider/es y ese es el caso

todo el bagaje de la revolucion ha sido el quehacer diario de millones y cada uno con su aporte pasa por tener que seguir su destino mi caso a sido el vivir fuera del pais ya que en chile me tratan como extranjero y cuando hago valer mi derecho a replica en contra de la ideologia de la legalidad imperante en un estado de derecho dictado por una economia de la miseria me persiguen y no me queda otra alternativa de vivir como extranjero en otro pais que no es el mio
pueblo conciencia y fusil
orden y patria o muerte venceremos
dutcho@web.nl
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres